gototopgototop
Navegando en: Comunicación y Prensa Noticias Becas de Verano 2015: participaron 14 jóvenes de todo el país

Becas de Verano 2015: participaron 14 jóvenes de todo el país

Luego de la sesión de pósters, se realizó la entrega de certificados (Prensa iB).Durante el mes de febrero, los becarios provenientes de diversas universidades nacionales realizaron una estadía en distintos laboratorios de investigación del Centro Atómico Bariloche (CAB- CNEA). El programa es organizado por el Instituto Balseiro (CNEA-UNCuyo), y ésta fue su 21º edición. El cierre tuvo lugar en la Biblioteca “Leo Falicov”, con la tradicional sesión de pósters y un almuerzo posterior.

Fecha de publicación: 09/03/2015

A fines de febrero, los 14 becarios seleccionados para participar del programa “Becas de Verano” del Instituto Baseiro finalizaron su estadía en el Centro Atómico Bariloche (CAB), de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). Durante la misma, tuvieron como desafío realizar investigaciones y ganar experiencia en laboratorios de múltiples áreas de la física y la ingeniería. El programa es organizado por docentes del Instituto Balseiro (IB), y las becas son otorgadas por la CNEA.

Los becarios fueron estudiantes avanzados y jóvenes graduados de entre 22 y 25 años de edad. En esta 21º edición, llegaron de las universidades nacionales de La Plata, La Rioja, Salta, Buenos Aires, Rosario, Cuyo, San Juan, Comahue y Córdoba. También participaron embajadores de la Universidad Tecnológica Nacional (sede San Rafael, Mendoza) y la Universidad Nacional de Ingeniería (Perú).

Los docentes del IB, investigadores del CAB e incluso estudiantes de posgrado fueron los anfitriones en cada laboratorio. Bajo su guía, los becarios realizaron diversos trabajos experimentales. A fin de mes, expusieron los resultados en una sesión de pósters abierta a toda la comunidad académica.

“El programa Becas de Verano tiene como objetivo contribuir con la formación de científicos e ingenieros del país y de Latinoamérica en investigación de carácter experimental. Esta actividad es una disciplina que si bien trata cotidianamente con tecnología e instrumental avanzado, conserva aún algunos rasgos artesanales”, indicó el doctor en Física Facundo Castro, uno de los coordinadores del programa.

“Hay algunos aspectos de la tarea experimental y de la interpretación de los resultados que dependen de detalles o procedimientos que son conocidos por las personas que están familiarizadas con una técnica particular, pero difícilmente se encuentran descriptos en la bibliografía específica”, explicó Castro.

“A través de las becas, que significan una estadía de un mes ganando experiencia en los laboratorios del CAB, se pone a disposición de los alumnos la importante infraestructura experimental de este centro de la CNEA y los conocimientos del plantel docente del Instituto Balseiro”, agregó Castro, que integra el grupo de organizadores de esta iniciativa junto a sus colegas Javier Curiale y Pierre Arneodo, todos ellos docentes en el Instituto Balseiro e investigadores en el CAB.

ROBÓTICA, HIDRÓGENO Y NANOTECNOLOGÍA

Durante el mes que duró la estadía, los participantes del programa tuvieron tiempo para conocer las líneas de trabajo que se desarrollan en el CAB, que es uno de los centros de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I) de la CNEA. También, establecieron una red de contactos con los demás becarios y con los distintos docentes e investigadores del CAB-IB.

En la sesión de pósters, expusieron los objetivos, las metodologías aplicadas y los resultados obtenidos en cada experiencia. La muestra tuvo lugar en la sala parlante de la Biblioteca del CAB-IB, que tiene unos grandes ventanales a través de los cuales se ve el marco de los cerros Catedral, Bellavista, Goye y López, entre otros.

Emanuel Arias, estudiante de Ingeniería en Sistemas de la Universidad Nacional de La Rioja, expuso los resultados de su trabajo en el grupo de Robótica del CAB. El objetivo principal fue la creación de un robot simulado en un entorno virtual, para conectar esa simulación con un prototipo existente. “Para lograr esa comunicación fue necesario crear protocolos, de modo que ambos se puedan enviar datos sincrónicamente y optimizar el uso del medio de comunicación”, contó Arias. Y agregó: “Los resultados fueron exitosos ya que se logró ensamblar ambos sistemas, y se pudo realizar lo buscado.

“Me voy con ganas de regresar. La verdad, es que nunca tuve una experiencia así. Mi grupo de trabajo se comportó estupendo. Desde el primer día le pusieron muchas pilas. Estoy más que feliz porque siento que realmente pude aprovechar esta beca, y aprendí de cosas que nunca creí que aprendería”, opinó Arias, de 23 años de edad. Contó que quiere dedicarse al mundo académico. Asimismo, agradeció a sus tutores, Claus Smitt y Charles Trujillo.

María Laura Grasso, estudiante de la Licenciatura en Ciencias Básicas en la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), mostró el balance de su trabajo en el laboratorio de Fisicoquímica de Materiales del CAB. El trabajo consistió principalmente en el estudio de la síntesis de materiales para evaluar su posible aplicación para almacenadores de hidrógeno. “Fue un trabajo preliminar sobre la capacidad de los materiales para el almacenamiento, estudiando diferentes condiciones de síntesis, las cuales fueron optimizadas”, indicó.

Grasso, que tiene 22 años de edad, remarcó que le gustó mucho la gran cantidad de instrumental y de equipos disponibles para los becarios. “Además, quiero destacar el buen ambiente de trabajo: muy buena predisposición a la hora de explicarme cosas que no comprendía y al integrarme en el grupo de trabajo como si fuera parte del equipo permanente”, dijo la joven, que ya planifica realizar el Doctorado en Química. “Me llevo muchas cosas aprendidas en el aspecto laboral y personal. También, me llevo el haber conocido a un grupo de personas con muchos intereses e inquietudes en común”, agregó.

Por su parte, Lucas Dada, Licenciado en Química por la Universidad Nacional de Salta, mostró los resultados del proyecto que realizó en el laboratorio de Resonancias Magnéticas y en el Departamento de Materiales Metálicos y Nanoestructurados del CAB. Estudió un compuesto químico muy importante utilizado para la construcción de las baterías de ion litio, LiFePO4. “Sinteticé nanopartículas de este compuesto; es decir, partículas con un tamaño que es apenas una fracción de 1/10000 mm. Y las caractericé estructuralmente y en cuanto a propiedades de transporte eléctrico”, contó Dada.

El joven de 23 años de edad contó que el objetivo fue observar qué diferencia de eficiencia en su conductividad había entre esas partículas y otras que contenían cobre. “La presencia de cobre empeoraba la conductividad del material. Con la caracterización del material, aplicando diferentes técnicas, pudimos llegar a inferir cierto comportamiento del material como conductor eléctrico, estudio que es necesario profundizar”, detalló Dada, que tuvo como directores a Enio Lima Jr. y Fabricio Ruiz, con la colaboración de Sergio Moreno y Javier Curiale.

“La experiencia en general fue muy enriquecedora, tanto en el aspecto profesional como en el personal. El grupo de becarios fue buenísimo, con mucha buena onda y siempre alguien disponible para ayudarte. El trabajo en laboratorio genial, con un acceso a mucho equipamiento que antes no había podido conocer”, opinó Dada, que planifica como próximo paso recibirse de Doctor con beca del CONICET. Y concluyó con un agradecimiento a los organizadores del programa por su “colaboración imprescindible, continua e impecable. A ellos, muchas gracias”.

Link a subnota: BECAS DE VERANO DE 2015: LAS EXPERIENCIAS DE CINCO BECARIOS (09/03/2015).

---

Área de Comunicación Institucional

Instituto Balseiro

San Carlos de Bariloche, 09/03/2015

En Facebook: www.facebook.com/InstitutoBalseiro

En Twitter: @IBalseiro / Contacto:   Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla

Más noticias: http://www.ib.edu.ar/index.php/comunicacion-y-prensa/noticias.html