gototopgototop
Navegando en: Comunicación y Prensa Noticias Egresada del Balseiro recibió el 8vo premio nacional L'Oréal-Unesco

Egresada del Balseiro recibió el 8vo premio nacional L'Oréal-Unesco

Adriana Serquis, en el Instituto Balseiro (Crédito IB).Adriana Serquis, egresada del Doctorado en Física y docente del Instituto Balseiro, recibió el Premio nacional L'Oréal-Unesco “Por las mujeres en la ciencia” 2014 en el Salón Azul del Senado de la Nación hoy a las 11.30 hs. Serquis recibió el premio por sus destacados antecedentes académicos y por un proyecto presentado en el campo de la ciencia de materiales. En esta nota, la científica del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el Centro Atómico Bariloche de la CNEA- brinda detalles sobre su campo de investigación y recuerda la época en la que eligió dedicarse al mundo de la física.

Fecha de publicación: 17/11/2014

 

Adriana Serquis estudió la Licenciatura de Física en la Universidad de Buenos Aires y luego decidió mudarse a Bariloche, donde realizó el Doctorado en Física en el Instituto Balseiro. En la actualidad, tiene 47 años de edad, tiene dos hijos y es docente del Balseiro. La investigadora del CONICET en el Centro Atómico Bariloche, dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), recibió hace unos días un llamado telefónico: “Sabía que estaban por anunciar el premio, y cuando me dijeron que me pasaban con el Presidente del CONICET me emocioné…”, cuenta la ganadora del 8vo premio nacional L'Oréal-Unesco con una sonrisa radiante.

Serquis dirige tesis de doctorado, dicta diversos cursos académicos y participa en numerosas actividades de extensión y de divulgación en el Instituto Balseiro, dependiente de la CNEA y de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo). Además, la investigadora es docente de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN). En 2010, Serquis había recibido una mención especial del mismo certamen nacional “Por las mujeres en la ciencia” de L'Oréal-Unesco, que se entrega a científicas desde 2007 y que tiene como objetivo “reconocer y apoyar la excelencia del trabajo de la mujer en el ámbito científico, y promover la participación de las mujeres en la ciencia a nivel nacional”, según informan sus organizadores.

En esta edición 2014, el premio se entregó en el campo de “Ciencias de la Materia”. Serquis, que en 2013 recibió un premio Konex (Diploma al Mérito), fue galardonada por su trabajo "Técnicas avanzadas de Caracterización de Materiales para Energías Limpias". A la vez, recibieron menciones especiales las investigadoras María Luján Ferreira, investigadora del Conicet en la Planta Piloto de Ingeniería Química de la Universidad del Sur (Bahía Blanca) y Silvia Ceré, investigadora del Conicet en la Universidad Nacional de Mar del Plata.

PASIÓN POR LA FÍSICA Y POR LA ENSEÑANZA

Adriana Serquis sabía desde chica que la física era su pasión. “Mamá dice que cuando llegó el hombre a la Luna y yo tenía dos años dije que quería ser astronauta”, recuerda la científica ante la consulta. “Mis recuerdos de la escuela primaria son que me pasaba desarmando y armando cosas, quizás influida por mi papá, que era Ingeniero Industrial, y mi abuelo, fue siempre muy autodidacta”, cuenta Serquis. Agrega que su libro favorito por ese entonces se llamaba “Tecnirama”, y que era una gran fuente de inspiración.

Cuando entré a primer año de la secundaria, me enteré que existía algo que se llamaba física y desde ese momento supe que iba a estudiar esa carrera. Aunque también me gustaban las ciencias sociales y en quinto año me agarró la crisis y seguí dos carreras: profesorado en enseñanza primaria y Física al mismo tiempo”, sintetiza la investigadora, que además de estudiar en la UBA y el Balseiro, realizó un posdoctorado en Los Álamos, en los Estados Unidos, y que en la actualidad realiza la Maestría en Ciencia, Tecnología e Innovación en la UNRN.

-¿Podrías contar de forma breve qué temas investigás como investigadora del CONICET en el grupo de caracterización de materiales del CAB-CNEA?

-Trabajo en el campo de materiales para energías limpias, en dos áreas distintas: celdas de combustible y súperconductores. Trabajamos en cooperación con el laboratorio de bajas temperaturas porque muchas de las propiedades las medimos en ese laboratorio y también en cooperación con investigadores de Los Álamos, en los Estados Unidos. Ahora estamos tratando de poner en marcha un criogenerador para hacer las mediciones en el edificio de Materiales. Ya tenemos un PICT start up y estamos haciendo desarrollo de cables súperconductores desde hace varios años.

-¿Qué desafíos podés mencionar para el 2015?

-Uno de ellos es poner en marcha el criogenerador, y otro es que mis estudiantes finalicen sus doctorados. También tenemos que iniciar todo el proyecto vinculado al trabajo premiado en L'Oréal -Unesco, que consiste en la formación de jóvenes en técnicas relacionadas con grandes instalaciones como sincrotrones y facilidades de neutrones. Está relacionado con el proyecto RA-10 que lleva adelante la CNEA ya que este reactor tendrá un haz de neutrones único en América latina. Aparte, un sincrotrón es un acelerador circular en el que los electrones van a muy alta energía; los electrones al doblar emiten radiación. Uno puede seleccionar energías y estudiar materiales específicos como aquellos que usamos en las celdas de materiales, que se llaman óxidos de “tierras raras”.

-Sos una persona muy curiosa e inquieta… Además de dar clases y dirigir tesis de doctorado, siempre participás en actividades de divulgación y de extensión. ¿Por qué te gusta tanto la enseñanza?

-Me interesa mucho la dimensión social, y todo lo que tiene que ver con la enseñanza y con la divulgación científica está conectado ese interés por lo social. Cuando tenía que elegir qué estudiar, casi elijo la carrera de Asistente social, a la vez de la carrera de Física…

En 2014, Serquis participó como docente en el curso de crecimiento de cristales que se dictó en el Balseiro organizado por la Sección de Divulgación del CAB (en homenaje al Año Internacional de la Cristalografía). La científica también representó al Balseiro en la Feria del Libro, donde se realizaron actividades de divulgación sobre cristalografía. Y durante este año, Serquis viajó a Formosa para brindar cursos de materiales a docentes de escuelas secundarias de esa provincia. El próximo año dará algunos cursos de posgrado.

Curiosamente, Adriana Serquis nació el 7 de noviembre de 1967, justo 100 después que Marie Curie, que nació el 7 de noviembre de 1867 y que marcó un camino y sigue inspirando en la actualidad a quienes se dedican a develar los secretos de los materiales.

 

Adriana Serquis dicta cursos en el Balseiro y además participa en actividades de extensión (Crédito IB).

---

Área de Comunicación Institucional

Instituto Balseiro

San Carlos de Bariloche, 17/11/2014

En Facebook: www.facebook.com/InstitutoBalseiro

En Twitter: @IBalseiro